Fauna del Parque Provincial Aconcagua X: Guanaco (Lama guanicoe)

Autor: Diego Ferrer

Este importante integrante de los camélidos, que incluye también a la vicuña, la llama y la alpaca, se desplaza en tropillas por la alta montaña, descendiendo a menores latitudes en invierno. Suelen verse ejemplares solitarios vagando en zonas de quebradas o excepcionalmente cerca de los campamentos en verano. Es un importante eslabón en la cadena alimenticia para muchos depredadores, como el puma. Por su gran tamaño es uno de los mamíferos más representativos que habitan el parque.

Su alimentación es exclusivamente herbívora, incluyendo gramíneas, arbustos y hierbas. Esta dieta demuestra una gran adaptación a los ambientes de altura, secos y escasos de vegetación. El celo se produce a fines de primavera, pudiéndose observar peleas entre los machos por el dominio de las hembras. Luego de un año de gestación, nace una cría denominada “chulengo”, que es amamantada por un lapso de 6 a 15 meses.

Distribución

Su distribución abarca América del Sur, desde el nivel del mar hasta los 4.000 metros. Se lo encuentra en el norte de Perú, Bolivia, Paraguay, Chile y Argentina. Según varios autores en nuestro país está presente alrededor del 95 % de su población, extendiéndose por todo el noroeste hasta el sur de la Patagonia, incluyendo Tierra del Fuego. Se diferencia de la vicuña por ser más robusto, carecer de vellón en el pecho, presentar callosidades en el lado interno de las patas anteriores y por su coloración (Canevari y Vaccaro, 2007). Es anaranjado ocráceo en la parte dorsal, gris plomo en la cabeza, cara y orejas, y blanco en la zona ventral y patas. Su pelaje es lanoso y espeso, lo que admite su esquila.

Parque Provincial Aconcagua
En el P.P. Aconcagua está citado para ambas Quebradas, de Horcones y del Río Vacas. En invierno se han observado ejemplares desplazándose por la nieve junto a la laguna de Horcones (2.863 msnm). Asimismo, diferentes guardaparques aseguran haber visto ejemplares cerca de la seccional Confluencia y en la Quebrada del Tolosa, ambas sobre los 3.300 msnm. En el sector denominado Fondo del Valle (3.700 msnm) es usual verlo en buen número, ya que la circulación de personas está restringida a monitoreos e investigación. Incluso aquí uno de los viejos campamentos tiene por nombre “Plaza Guanaco”.

Problemas de conservación
Los grandes mamíferos han sufrido una importante retracción por su histórica persecución y la progresiva modificación de su hábitat, encontrándose actualmente en lugares alejados e inaccesibles (Lardelli y Olivera, 2009). En el caso del guanaco, no presenta graves problemas de conservación dentro del P.P. Aconcagua, pero si fuera de los límites de éste, donde es cazado por su carne. Los desplazamientos naturales que realizan las tropillas dificultan su efectiva protección, por lo que se organizan controles en zonas de amortiguación, sobre rutas y lugares de paso normal de la especie. Estas tareas se llevan adelante con el apoyo de la Policía Rural, la Policía de cada departamento, Gendarmería, Fiscalias y otras dependencias. Por resolución del año 2006, la parte del parque comprendida por el Fondo del Valle fue declarada área intangible para favorecer la preservación de la fauna y de ecosistemas como las vegas altoandinas.

Estatus de conservación
Según el Libro Rojo de Especies Amenazadas de la UICN (versión 2010.2.) se encuentra con “preocupación menor” y su población “estable”. Esta incluido además, en el Apéndice II de la convención CITES. En Chile tiene la categoría “Vulnerable”. A nivel nacional es considerado “Potencialmente Vulnerable” según (Canevari y Vaccaro, 2007). En la provincia de Mendoza es amparado por la ley Nº 6.599 de Monumento Natural Provincial. Chebez (2009) la considera “Vulnerable” y con riesgo cierto en el orden nacional.

Foto: Diego Ferrer



19 de Abril de 2011

Comentarios



Copyright © Los que se van 2009-2021. Prohibida la reproducción total o parcial sin la autorización del autor.
E-mail: info@losquesevan.com