Más novedades sobre La Fidelidad


Para no andar con rodeos, la decisión de convertir a los extensos dominios de la estancia La Fidelidad en una reserva natural en el corazón de El Impenetrable no solo está tomada en el gobierno del Chaco sino que llegó sucesivamente en anticipos a la Administración de Parques Nacionales, al ministro de Turismo, su colega de Medio Ambiente y hasta la mismísima presidenta de la Nación, que aconsejó una espera hasta proveer los recursos suficientes para ese objetivo que se comparte con una vasta red de entidades ecologistas.

Debe descontarse que la Cámara de Diputados de la provincia aprobará esta misma semana una declaración que propicie la conformación de esa reserva y también se espera que el Superior Tribunal de Justicia actúe en consecuencia, encontrando algún camino que frene la carrera que arrancó con la regulación de honorarios sin precedentes a un martillero tasador y la designación de un administrador de ese latifundio del departamento Güemes al que debió contener la Dirección de Bosques en el intento de comenzar a explotar la enorme riqueza maderable.

Si hablamos de los tres poderes, el Ejecutivo también tendría que dar un mensaje más institucional que las declaraciones del ministro Enrique Orban y de esa manera redondear la unanimidad —de la cual nadie que no tenga la avidez de intereses creados puede albergar alguna duda— de una operación rescate justa e impostergable, que los chaqueños podríamos impulsar como un acto de responsabilidad ambientalista que marque, de hecho, líneas políticas de cuanto debe hacerse para no cometer más errores en ese enorme escenario de oportunidades sustentables que es El Impenetrable.

La trama del crimen
La justicia del Chaco estimaba que a esta altura del año sus mecanismos de investigación habrían madurado lo suficiente para sentar en un tribunal penal a los imputados por el doble asesinato del 13 de enero en Castelli, que encabeza Raúl “Gusano” Menocchio, cuyos antecedentes delictivos son tan importantes que también en el Paraguay y Corrientes lo requieren para dar cuenta de crímenes que se le adjudican.

Si el propio jefe de Policía del Chaco —que ayer presidió la celebración de los 58 años de su institución sin que el avión del gobernador pudiera aterrizar por la densa niebla— reconoció que en este caso ha circulado y circula mucho dinero, justificó las extremas medidas de seguridad para que Menocchio cumpla una prisión preventiva apelada por sus abogados hace tres meses y que la Cámara de Apelaciones correspondiente no resuelve la confirmación de lo aportado por la fiscal Niz de Castelli, como si la trascendencia del caso no ameritase absoluta prioridad entre otras cuestiones sometidas a su consideración.

En el siguiente paso le corresponderá al tribunal que consume el juicio oral tan esperado desentrañar la trama de maniobras delictivas, con la mirada puesta en el patrimonio de tierras que el italiano Manuel Roseo siempre preservó en el Chaco y en Formosa, sin imaginar que su vida sencilla, demasiado austera para quienes conocían de los cuantiosos recursos que podría estar manejando, se enfrentaría a un laberinto de presiones notariales y ese remate brutal, sangriento, en el que terminaron con su vida (ya tenía 75 años) y con la de Nélida Bartolomé, de 72 años, que lo acompañaba.

El móvil del despojo de esos campos tan extensos como de elevada cotización combinó después las incursiones de los delincuentes por Castelli con la veloz apertura de un frente sucesorio, donde empezó a escribirse la historia de la intervención de magistrados de Sáenz Peña que por lo menos desmintieron que la justicia es lenta. A la postre, pese a que el juicio sucesorio no está concluido ni mucho menos, el primer heredero de Roseo (sin necesidad de acreditar ningún estudio de ADN) terminó siendo el mismo martillero recordado como liquidador de la Cooperativa de Seguros Cosecha (un baluarte chaqueño en los años 60 y 70).

Esta vez el señor Eduardo Martínez obtuvo un premio mayor que desató un escándalo: el juez Juan Zaloff Dakoff reguló los honorarios del perito tasador en 25.919.505 pesos. Todo un récord en la historia judicial chaqueña.

La documentación referida a todos estos pasos ha sido acopiada por un ministro del Superior Tribunal y el procurador general del Poder Judicial que visitaron el juzgado de referencia y regresaron no para quedarse de brazos cruzados, precisamente. Sobre todo, al enterarse de las inflamadas y reiteradas críticas por medios radiales de la ciudad termal del presidente del Colegio de Abogados, Humberto Aiquel, que cargó la mayor responsabilidad sobre el máximo cuerpo judicial de la provincia.

¿Cuánto vale La Fidelidad ?

La tasación que tuvo en cuenta el juez que reguló esos honorarios siderales y que llega a 312 millones de dólares resulta difícil de aceptar si solo se tiene en cuenta el antecedente de la expropiación de 20.000 hectáreas de La Fidelidad , sujetas a mensura, que promovió el gobernador Roy Nikisch con un proyecto de ley a comienzos de julio de 2007 con el objeto de facilitar la reubicación de pobladores criollos del interfluvio Teuco-Bermejito que habitaban la reserva de 150.000 hectáreas cuya propiedad le fue reconocida a la Asociación Comunitaria Meguesoxochi con asiento en El Espinillo.

Figuraban como propietarios los hermanos Luis y Miguel Roseo; la junta de Valuaciones reunida el 8 de setiembre de 2009 consideró los efectos de la ley 5.994 y ante la convocatoria formulada por la fiscalía de Estado, determinó con los fundamentos que constan en el acta respectiva, un monto indemnizatorio para los Roseo de 17.014.200 pesos.

El promedio por hectárea estaba entonces en 850 pesos, equivalente a 220 dólares. (En aquella fecha cotizaba 3,86 pesos por unidad). Hoy podemos hablar de poco más de 4 pesos. Con la referencia de esa valuación de hace menos de dos años (220 dólares la hectárea para esas 20.000), hoy el tasador Martínez elevó el valor a 1.200 dólares la hectárea.

Si el valor de La Fidelidad es el que asoma en la tramitación judicial, aquel monto que en sus primeras declaraciones aseguró Menocchio haberle pagado a Roseo fue tan absurdo como es imposible que la expropiación para establecer la reserva como objetivo de política de Estado se base sobre una valuación propia de campos fecundos de otras zonas y no de una porción territorial que al decir del ambientalista Juan Carlos Chébez, recientemente fallecido, “en una estrategia de conservación de todo el Chaco argentino la convertía casi en reserva estrella, ya que era prácticamente imposible encontrar una superficie homóloga sin residentes permanentes y en buen estado de conservación”.

Corporación forestal

En otro ámbito que no hace a los esfuerzos que se reclaman para lograr esa reserva y sin saber todavía qué criterio se aplicará en Formosa, donde unas 100.000 hectáreas de Roseo llegan a las cercanías de Las Lomitas, el próximo martes el ministro de Economía, Eduardo Aguilar, acudirá a Sáenz Peña donde en el Hotel Gualok mantendrá una reunión con todo el sector productivo del monte. Lo hará para presentar la Corporación de Tierras y Bosques del Chaco, que incluye un proyecto forestal por excelencia y que por añadidura se extenderá a la ganadería y la agricultura. La iniciativa tiene amplios matices pero se basa sobre una ley votada en 1974 que se actualiza buscando la fuerte intervención del Estado en áreas fiscales marginales. El ministro volverá a reiterar, se anticipa, que el principio de no entregar tierras a ningún inversor, sino desarrollar paquetes productivos con el aporte de los capitales correspondientes, encuadra propuestas como la de un grupo de Arabia Saudita que sigue en estudio, otro de origen brasileño y la propia radicación de Vetorial que demanda 160.000 toneladas de carbón vegetal, cuando el Chaco produce 250.000 en la actualidad y en gran parte se destinan a la exportación.

Los equipos que planifican han reafirmado que el papel de agua será la columna vertebral en todos los emprendimientos, mientras que avanza el relevamiento preliminar que incluye la ubicación de áreas en un sistema georreferenciado.

El gobierno sabe que la claridad informativa y evacuar todas las consultas, dudas y críticas —que no faltarán entre quienes enseguida denunciarán la entrega del último patrimonio de tierras del Chaco— es imprescindible para avanzar en este proyecto que Aguilar presentará pasado mañana.

Del mismo modo, Capitanich sabe que el centro cívico proyectado para Resistencia —que fue analizado el viernes en una etapa previa que permitió visualizar el ambicioso objetivo— necesita del mayor conocimiento ciudadano y subir más escalones del consenso que ya existe, con la certeza de que este paso ambicioso será imprescindible para que Resistencia exprese la dinámica de su crecimiento con un cambio fundamental.

Fuente: Diario Norte



20 de Junio de 2011

Comentarios



Copyright © Los que se van 2009-2018. Prohibida la reproducción total o parcial sin la autorización del autor.
E-mail: info@losquesevan.com