Una demora inexplicable: sin novedades sobre la creación del Parque Provincial Campo San Juan

Autor: Norberto A. Nigro

Corría el año 2009 y desde este mismo sitio recibimos con alegría y esperanza el hecho que la Entidad Binacional Yacyretá (EBY) habría adquirido -como reserva compensatoria de la represa que inundó enormes superficies- el Campo San Juan. Sin embargo, tres años después no podemos menos que expresar nuestra seria preocupación: inexplicablemente la EBY aún no traspasó el dominio de la propiedad a la provincia de Misiones y, en consecuencia, la creación de un Parque Provincial no puede concretarse.

Este valioso lugar se encuentra ubicado en el departamento Candelaria y se extiende entre la Ruta Nacional N° 12 y el Río Paraná, entre los arroyos Santa Ana y San Juan. Representa a la amenazada ecorregión denominada “Campos y Malezales”, que se extiende por el sur de Misiones y el nordeste de Corrientes abarcando una llanura ondulada con diferentes tipos de pajonales según el gradiente de las lomadas y creando una matriz herbosa sobre la cual se hallaban dispersos mogotes de Selva Misionera, en la zona norte, y ciertas escasas avanzadas del espinal, por el sur. Campo San Juan cuenta con una superficie de 5.160 ha y protege una zona de transición entre la Selva Paranaense y los campos del sur misionero, albergando una formación vegetal típica de este ecotono: el bosque de urunday (Astronium balansae), un árbol de madera dura que crece directamente sobre el suelo pedregoso. La zona alberga una gran riqueza en especies de pastos y otras hierbas -por su especial condición de humedad y temperatura-, y una gran cantidad de especies endémicas. Entre la fauna pueden destacarse algunas especies amenazadas de extinción, como el tachurí coludo (Culicivora caudacuta) y el yetapá grande (Gubernetes yetapa), hecho que generó su declaración como "Área de importancia para la conservación de las aves" (AICA). Asimismo, en el año 1996, Campo San Juan fue propuesto como Parque Nacional.

Desde aquí elevamos nuestro pedido para que, a la mayor brevedad posible, la Entidad Binacional Yacyretá (EBY) realice la cesión de dominio correspondiente y la ecorregión de Campos y Malezales, tan amenazada, tan poco representada en nuestro país (apenas el 1% del territorio nacional) y tan escasamente protegida (sólo unas 2.800 hectáreas) pueda sumar así unas 5.000 hectáreas invaluables para su conservación a perpetuidad.



03 de Agosto de 2011

Comentarios



  1. #1   Maxi dijo: 10.09.2011 - 07:24hs Que podemos hacer???

  2. #2   María Elena dijo: 09.10.2011 - 21:55hs ¡Podemos hacer algo efectivo, más allá de la denuncia y la indignación que causa la degradación de nuestro patrimonio natural ante la indiferencia y también la complicidad de las autoridades?



Copyright © Los que se van 2009-2020. Prohibida la reproducción total o parcial sin la autorización del autor.
E-mail: info@losquesevan.com