Sorpresas entre las comadrejas enanas de la Argentina


Después de los roedores y los murciélagos, el tercer orden o grupo de mamíferos que muestra una alta diversidad de especies es el que incluye a los marsupiales del Nuevo Mundo, que fueron reconocidos como un orden particular al que algunos llamaron Marsupicarnivora o Didelphimorphia.

Otro hecho que vuelve fascinante a este grupo es que, junto con unos pocos otros, se trata de mamíferos sudamericanos de vieja estirpe, siendo los actuales sobrevivientes de una diversidad pasada aún mayor, cuando Sudamérica aún estaba desconectada de Norteamérica. Si tomáramos la "Guía de Mamíferos del Sur de América del Sur" de Marcelo Canevari y Olga Vaccaro, editada en el 2007, nos encontraríamos, para el área de estudio de la misma, con 25 especies de este orden, todas de la familia Didelphidae. Algunas son arborícolas, nadadoras, de tamaño grande o mediano, de coloración vistosa, y otras, en cambio, son pequeñas, coludas y con situaciones sistemáticas aún inciertas. Al punto que al editarse el trabajo una de las especies que figuraba como Gracilinanus agilis pasaba a llamarse Cryptonanus chacoensis, nuevo género al que también correspondía incluir a la hasta entonces Gracilinanus ignitus. También se revalidó como especie plena y en un género especial a Chacodelphis formosa, que se consideraba un mero sinónimo. Dejando de lado la discusión acerca de si la comadrejita común (Thylamys pallidior) incluye una o dos especies, parte de este panorama ya era tratado circunstancialmente en "Otros que se van" (Chebez, 2009), donde se encontrarán más detalles.

Pero para no dejar de sorprendernos sobre todo lo que falta conocer de nuestra fauna volviendo en consecuencia un desafío su estudio y su conservación, acabamos de recibir el trabajo titulado: "Diversidad y distribución de las marmosas del Género Thylamys (Didelphimorphia, Didelphidae) en el Noreste y Centro de Argentina" de Pablo Teta, Guillermo D’Elía, David Flores y Noé de La Sancha y que fue publicado en Gayana 73(2): 180 - 199, 2009. En el mismo la comadrejita enana Thylamys pusillus, que descubriera el célebre Félix de Azara y describiera Desmarest en 1804, y a la que posteriormente se refirieron todas las comadrejitas de aspecto ratuno con engrosamiento de la cola en época invernal del Paraguay, sudeste de Bolivia, el Chaco y la Mesopotamia argentina, eran en realidad un complejo de tres especies.

Las mismas se diferencian en su genoma y en su morfología externa y craneana y, en los tres casos, habitarían nuestro país. Los nombres propuestos son Thylamys pusillus (Desmarest, 1804), para la especie que habita el Chaco boliviano, el paraguayo y al menos el este de Formosa; Thylamys pulchellus (Cabrera, 1934) que habita el Chaco Seco y el Chaco Árido argentino desde el este de Salta, Santiago del Estero hasta por lo menos Catamarca; y  Thylamys citellus (Thomas, 1912) que habitaría el sudoeste de Corrientes y la mayor parte de Entres Ríos.

Para distinguirlas externamente los autores afirman que la cola bicolor es un rasgo que comparten T. pusillus y T. pulchellus y parcialmente con T. citellus que tiene además el extremo blanco. También en los tres casos el patrón de color dorsal es tricolor pero mientras que en T. pusillus predomina un tono pardusco, en T. citellus la tonalidad es canela y en T. pulchellus, grisácea.En cuanto al hábitat de estas especies que por su tamaño pasan mayormente desapercibidas y no se hallarían amenazadas siendo frecuente su hallazgo en los regurgitados de lechuza, obligan igualmente a una reinterpretación zoogeográfica provisoria, principalmente entre los límites de T. pusillus, que estaría tanto en ambientes de Chaco Seco como de Chaco Húmedo, en tanto que T. pulchellus podría sobrevivir no sólo en el Chaco Seco sino también en sus confines en el Chaco Árido. La que aparece como definida es T. citellus, que estaría restringida al Espinal Mesopotámico, una formación en seria regresión y con escasas reservas naturales.

Referencias de la foto:
A y D= Thylamys citellus
B y E= Thylamys pulchellus
C y F= Thylamys pusillus



23 de Enero de 2010

Comentarios



Copyright © Los que se van 2009-2022. Prohibida la reproducción total o parcial sin la autorización del autor.
E-mail: info@losquesevan.com