Pasos de Fauna: el caso del Parque Nacional Banff, en Canadá

Autor: Bárbara Gasparri

El Parque Nacional Banff, en Canadá, fue creado en 1885 convirtiéndose de esta manera en el segundo parque nacional del mundo, luego del PN Yellowstone en los Estados Unidos en 1872.

El mismo se encuentra en las Montañas Rocosas, en la provincia de Alberta y posee más de 650.000 ha. Limita al norte con el Parque Nacional Jasper, los bosques provinciales y el Parque Nacional Yoho al oeste, mientras que el Parque Nacional Kootenay está situado al sur y el campo Kananaskis al sureste.

Es atravesado horizontalmente por la Autopista Trans-Canadiense (ATC), que enlaza diez provincias en ese país y es la tercera autopista nacional más larga del mundo, y por la Icefields Parkway (la "carretera de los campos de hielo") verticalmente. Además de otras rutas escénicas. Este parque es uno de más visitados en el mundo y ha sufrido gran cantidad de atropellamientos de fauna de gran porte con las consecuentes muertes humanas.

Es por este motivo que se realizaron múltiples estudios y se determinó que la tasa de fragmentación actual del hábitat y el desarrollo humano a lo largo del eje de la ATC, resulta en una amenaza a largo plazo para la supervivencia de la fauna.

Aproximadamente la mitad de las muertes de la fauna silvestre reportados en el parque pueden ser atribuidas a las carreteras (Shury, 1996).

Irónicamente, el Parque tiene por objeto servir como un refugio y una fuente central para la reposición de las poblaciones periféricas, sin protección fuera de sus límites, pero esto se ve limitado por dichas obras de gran impacto.

La Autopista Trans-Canadiense, la ruta de transportación más importante de Canadá,
genera un gran volumen de tráfico de alta velocidad. En los últimos 20 años, el volumen de tráfico ha aumentado constantemente, y por eso la carretera sufrió algunas modificaciones siendo ampliada de 2 a 4 carriles y se encuentra en proceso de más modificaciones.

Se han adoptado a la fecha varias medidas para mitigar los efectos adversos de la ampliación de la carretera sobre la fauna silvestre. Para esto se realizaron “pasos de fauna” (bajo y sobre nivel) para proporcionar enlace de hábitat y de fauna, convirtiéndose de esta manera en el complejo más grande del mundo en este tipo de estructuras y con gran variabilidad en cada una de ellas (ver video).

Durante los primeros dos años se redujo la mortalidad de ungulados en la carretera un 96% (Woods, 1990). Una de las últimas noticias que nos llegan sobre este sistema de cruces de fauna indica que a través de las cámaras trampas colocadas en cada uno de los pasos se ha podido visualizar al glotón (Gulo gulo), una de las especies más difíciles de observar en Canadá utilizando los mismos.

Este sistema con más de una década de uso y miles y miles de fotografías tomadas, muestran desde venados, osos, alces y pumas, hasta este raro habitante que ha alegrado mucho hace pocos días a los investigadores del proyecto de la carretera.

Además se colocaron una serie de alambres que, al cruzarlos los mamíferos, dejan enganchados algunos pelos que sirven como muestras de ADN para determinar la variabilidad genética de las poblaciones del parque. Está comprobado además que distintas especies usan preferentemente los pasos bajo o sobre nivel, entre otras cosas.



11 de Diciembre de 2011

Comentarios



Copyright © Los que se van 2009-2021. Prohibida la reproducción total o parcial sin la autorización del autor.
E-mail: info@losquesevan.com