Centenario del nacimiento de Jacques Cousteau


El 11 de junio pasado se cumplieron cien años del nacimiento de Jacques-Yves Cousteau, el más famoso oceanógrafo y submarinista del mundo. Deberíamos recordarlo por varios méritos:
1) Siendo un joven oficial de la marina francesa, fue el primer hombre en bucear con tanques en la espalda, sin un cable que le diera aire desde la superficie. Su invento permitía respirar con la misma presión del ambiente en que estuviera, y desde allí parte la historia del buceo actual.
2) Adaptó la primera cámara para uso subacuático, para poder tomar imágenes y compartirlas con el mundo exterior. Por esto hoy conocemos el fondo marino aunque nunca hayamos buceado.
3) Investigó e incentivó el desarrollo posterior de sistemas para buceo, naves con propulsión ecológica (como su turbovela), minisubmarinos, etcétera. Así llegamos a las pequeñas naves que hoy exploran el fondo en busca de naufragios.
4) Encontró los restos del transatlántico Britannic, hundido en la 1ª guerra mundial y construído por los mismos que hicieron el Titanic.
5) Descubrió nuevas especies marinas, y aportó a la ciencia en conocimiento y desarrollo.
6) Hizo punta en la causa ecológica, cuando todavía pocos se interesaban en los temas ambientales. Por una campaña suya, en 1960 gente sentada sobre los rieles detuvo un tren del gobierno francés que iba a arrojar residuos radioactivos al mar.
7) A través de su obra escrita y filmada, divulgó al mundo no sólo el fondo oceánico, sino también los efectos que en el ecosistema marino provoca el hombre a través de la contaminación, la sobreexplotación de recursos y la destrucción de las zonas costeras.
8) Bregó porque la Antártida sea consagrada a la Paz y la Ciencia, tal como establece el actual Tratado Internacional.
9) Sus documentales, criticados al principio por alguna élite del conocimiento que confundía divulgar con vulgarizar, posibilitaron luego obras como la serie americana Cosmos (Carl Sagan) y los actuales documentales ingleses de la BBC cuyos canales son infaltables en la TV por cable.
10) Muchos de nosotros conocimos, por él, desde la belleza e importancia de los arrecifes coralinos hoy amenazados, hasta la esencia misma del ambientalismo. Muchos, aunque sea indirectamente, han decidido incluso sus carreras y militancias.

Cousteau murió en 1997. Veinte años antes había logrado que la UNESCO diera curso a su Declaración de los Derechos de las Generaciones Futuras en cuyo 4º artículo nos compromete a no causar daños irreversibles al planeta. El mundo de Cousteau, que es el nuestro. Cumplir estas normas sería una de las más loables formas de rebeldía.

Fuente: http://seleccione.blogspot.com/
 



17 de Junio de 2010

Comentarios



Copyright © Los que se van 2009-2021. Prohibida la reproducción total o parcial sin la autorización del autor.
E-mail: info@losquesevan.com