Venado de las pampas: un correntino en peligro de extinción


Aunque en épocas pasadas era un típico habitante de los pastizales naturales de Argentina, hoy es uno de los mamíferos nativos más amenazados del país.

En el pasado, el venado de las pampas (Ozotoceros bezoarticus) o guasú-ti ("venado blanco" en guaraní) era uno de los mamíferos más abundantes y característicos de los pastizales naturales abiertos del norte y centro de Argentina. En efecto, hasta el siglo XIX era posible ver venados en prácticamente toda la pampa húmeda argentina y uruguaya y en cantidades tales que nada hacia presagiar un presente y un futuro tan inciertos. Esa abundancia quedó patentada en distintas manifestaciones culturales, como pinturas de la época que muestran campos surcados por una enorme cantidad de venados, topónimos que nos recuerdan dónde abundó este animal: la isla Gama (así se llama a la hembra de esta especie), por ejemplo, cercana al Puerto San o la misma capital "puntana": San Luis de la Punta de los Venados o como protagonista de algunos dichos del gauchaje: "Andás jediendo a venao" o "andaba venado" (en ayunas), que incluso han llegado hasta nuestros días, aún cuando quienes los usan desconozcan su origen y significado.

Crónicas históricas aseveran que los venados se contaban por miles en las extensas pampas argentinas. Los aborígenes primero, y los colonizadores y criollos después, persiguieron habitualmente a los venados, ya sea para aprovechar su carne o su cuero o bien para extraerle las valiosas "piedras bezoares" (cálculos digestivos de supuestas propiedades curativas). Nuestros gauchos consideraban, además, su caza como una gran diversión, pues capturar animales tan rápidos y ariscos como éstos, a caballo y con boleadoras, les brindaba una buena ocasión de exhibir sus reconocidas cualidades de jinetes. Sin embargo, el vertiginoso proceso de transformación de su hábitat natural en campos ganaderos y de cultivo, iniciado a fines del siglo XIX, ha dejado al otrora "dueño de las pampas" prácticamente sin un lugar donde vivir.

Incluido en el Libro Rojo de las Especies en Peligro de Extinción de la U.I.C.N. (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y sus Recursos), la situación del venado de las pampas en Argentina es realmente crítica; pues hoy en día la especie ha quedado relegada a cuatro pequeñas poblaciones aisladas asociadas a algunos de los escasos remanentes de pastizales naturales que subsisten en el país. Estas poblaciones (que en conjunto no alcanzarían a sumar 2.000 individuos) se encuentran en San Luis (sur de los Dptos. Pedernera y La Capital), Buenos Aires (Bahía Samborombón), Corrientes (noreste del Iberá) y Santa Fe (donde unas pocas decenas de ejemplares se dispersan en los Bajos Submeridionales del Departamento Vera).

La situación del venado en Corrientes

Dos subespecies habitan en Argentina: la pampeana, que es la que hasta el momento ha centrado los principales esfuerzos de conservación y la norteña, que cuenta con el núcleo poblacional correntino como su principal baluarte. Estudios sobre los venados en Corrientes (Ozotoceros bezoarticus leucogaster) coinciden en que la especie tendría una población estimada en 200 a 500 animales, que se distribuiría casi exclusivamente en las áreas de pastizales ubicadas entre las lomadas arenosas que bordean a los esteros de Iberá y los bañados del Aguapey. Esta población cuenta con suficientes ejemplares y hábitat apropiado para poder perdurar en el tiempo, pero la región está experimentando cambios abruptos que atentan contra su supervivencia: transformación de los pastizales (su hábitat) en plantaciones forestales, intensificación de la ganadería y creciente apotreramiento de las estancias. Si estos procesos siguen avanzando al ritmo actual, la desaparición total del venado en Corrientes será una triste realidad en un tiempo no muy lejano. Baste recordar que a fines del siglo pasado se extinguió una población de estos venados que habitaba los alrededores de Concepción, debido a la implantación de plantaciones de pino y eucalipto.

Declarado Monumento Natural en Corrientes (lo que le otorga protección legal así como a su hábitat), dicha declaración no ha pasado del terreno de las buenas intenciones, pues no se han asignado recursos administrativos, humanos o logísticos para su aplicación. Hoy en Corrientes los venados solo cuentan con la única protección que le brindan algunos estancieros de los campos privados donde viven estos animales. Son ellos los que, de acuerdo a criterios y voluntades personales generalmente ajenas a la intención de conservar la especie, autorizan o no la cacería de los venados en sus tierras, el tipo de manejo de fuego, el tamaño y estructura de sus potreros, la transformación o no de sus campos en forestaciones, el número y uso de perros -que habitualmente predan a la especie- en sus tierras, e incluso la autorización para que investigadores accedan a las áreas habitadas por la especie. Ante la ausencia del Estado, son particulares los que deciden sobre el destino de un bien público protegido como lo es el venado de las pampas. Ha llegado la hora que gobiernos, científicos, entidades conservacionistas y la sociedad en general, mancomunemos esfuerzos y nos decidamos a actuar en serio, si queremos evitar la desaparición de uno de los habitantes más carismáticos de Argentina.



13 de Septiembre de 2009

Comentarios



  1. #1   Pau Rc dijo: 25.07.2011 - 12:07hs Los únicos que los protegen son los correntinos!ojala que esta especie no se extinga!:(

  2. #2   ayelen oliva dijo: 23.11.2011 - 10:39hs a mi me gusta mucho a ayudar a los animales en extincion

  3. #3   brenda bustos dijo: 23.11.2011 - 10:42hs si porq seria muy feo q una especie tan bonita se extinga....

  4. #4   silvina dijo: 13.05.2012 - 14:52hs a mi me encantaría que la explotación forestal la contaminación de aguas y la extinción de especies desaparezca por completo por que yo amo a los animales y solo pensar que una especie por culpa de los humanos puede desaparecer me da mucha lastima

  5. #5   Jessie dijo: 21.11.2012 - 21:20hs Me da mucha lastima que esta especie se extinga, ya que es muy bonita y no hace daño.. me gustaria poder ayudarlos :(

  6. #6   ezequiel dijo: 19.05.2013 - 17:01hs los venados son lindos



Copyright © Los que se van 2009-2014. Prohibida la reproducción total o parcial sin la autorización del autor.
E-mail: info@losquesevan.com