Problemática del Aguilucho Cola Rojiza (Buteo ventralis)

Autor: Mariano Costa

El Aguilucho Cola Rojiza (Buteo ventralis) es un animal raro y difícil de encontrar. Es endémico de los bosques andinos del extremo sur de Sudamérica y puede hallárselo, con suerte, en la Patagonia y en el sur de Chile. Las localidades con datos de avistamiento certeros son escasas pero se lo ha registrado desde el centro oeste de Neuquén hasta Tierra del Fuego, y en Chile se lo ha documentado desde Temuco, IX región de la Araucanía hasta O’Higgins en la XII región.
La dificultad para su avistamiento es producto de tres factores: es escaso, es fácil de confundir con otras especies, y es difícil de ver, producto de sus costumbres.

Muy escaso
Birdlife/U.I.C.N. calculan una población total de entre 250 y 999 ejemplares para un área de distribución de unos 537.000 Km2 (un ejemplar cada 2148 Km2 a 537 Km2).

Fácil de confundir
Debido a su plumaje se lo confunde corrientemente con otros buteos, como el Aguilucho Común o variable (Buteo polyosoma), el Aguilucho Andino (Buteo albigula), etc. dependiendo de su estadío de plumaje.

Costumbres
Es sumamente arisco, aún el juvenil, característica que lo diferencia de otros aguiluchos y que provoca que se aleje ante la menor molestia producida por el hombre.
Cuando detiene su vuelo se percha en las ramas más altas del bosque, pero cuando siente que es observado se reubica en la parte media de los árboles, lo que lo hace muy difícil de detectar.
Habita bosques profundos con densa vegetación de falsas hayas (Nothofagus spp.), ubicados en laderas lindantes con valles abiertos.

Algunos análisis de nuestro país lo clasifican como un cazador de bosque con dieta variada, con una leve preferencia por las aves, pero las observaciones en la novena región de Chile lo perfilan como un cazador de bosque mayoritariamente ornitófago. El tamaño y tipo de las garras también sugiere una especialización ornitófaga y se lo ha visto atrapando presas mucho más grandes como el Cauquén Real (Chloephaga poliocephala), y más corrientemente aves medianas como el Carpintero Magallánico (Campephilus magellanicus) y Palomas Domésticas (Columba livia).

Problemática
También se lo ha registrado cazando aves de corral… y aquí comienzan sus problemas más graves. En inmediaciones de la estancia Lago escondido, departamento Bariloche, Río Negro; se han encontrado dos ejemplares muertos a tiros y en inmediaciones de Esquel, Chubut, se ha recogido el ejemplar juvenil de la fotografía con el ala rota, aparentemente producto de una bala. La respuesta de los pobladores rurales no se hace esperar cuando se trata de defender el gallinero. Con el aumento de los asentamientos humanos en zonas remotas del bosque cordillerano, aún dentro de las áreas de reserva provinciales o de parques nacionales; es razonable prever que esta especie vea cada vez más comprometida su supervivencia.

Su estatus de conservación según la U.I.C.N. es NT (Próximo a la amenaza) y está incluído en el apéndice II de la C.I.T.E.S. En mi opinión debería incluírselo dentro de los vertebrados de valor especial de los Parques Nacionales Andino Patagónicos y posiblemente debería reubicárselo como C.I.T.E.S. I y como VU (Vulnerable) en el libro rojo de U.I.C.N.

En Otros que se van, Chebez (2009) brinda datos adicionales sobre la especie (ver pág.178-179) y la incluye como especie con algún grado de amenaza en el orden nacional. y en la lista roja nacional de Aves Argentinas y la Secretaría de Ambiente y Desarrollo sustentable de la Nación (2009) también se la incluye como “amenazada”.

Foto: Mariano Costa



28 de Diciembre de 2010

Comentarios



  1. #1   marisa dijo: 28.12.2010 - 23:17hs Que buena e interesante información. Gracias Mariano por compartir tú trabajo.



Copyright © Los que se van 2009-2017. Prohibida la reproducción total o parcial sin la autorización del autor.
E-mail: info@losquesevan.com